La hora actual es:

Translate

martes, enero 20, 2015

El payaso volador, Poleo y otros absurdos Gustavo Coronel


Maduro rebuzna, Poleo delira. Así está nuestro país:


A. Nicolás Maduro, ver El Universal, sábado 17, 2015.

1. El presidente Nicolás Maduro: “… visitar a todos los distribuidores y mayoristas del país para que les hagamos firmar un ultimátum sino (sic) actuaré con todo el peso de la ley y la Constitución”. Agregó que era necesaria la “transición económica hacia el socialismo productivo”.

Comentario: Estas son declaraciones estúpidas pero lo más absurdo es eso de ir a una transición hacia el socialismo productivo. Esto es una admisión de que hasta este momento el fulano socialismo ¡no era productivo!. ¡Estos asnos se tomaron 15 años y 1.6 trillones de dólares de ingresos desperdiciados para darse cuenta de esto! Ello es más que suficiente para vestirlos a rayas y ponerlos a picar piedras por 20 años.

2. Se refirió a la sugerencia del economista Luis Vicente León sobre el cambio en el modelo de distribución y comercialización asegurando que se debe hacer a la brevedad posible.“Claro que hay que cambiar el modelo de distribución. Hay que cambiarlo todo y hay que cambiarlo ya (…) O nosotros cambiamos ese modelo o le van a hacer un daño a la República”.

Comentario: Maduro tuerce las palabras de León, quien dijo todo lo contrario, que es el modelo estatal el culpable de la situación. El llamado modelo de distribución y comercialización está esencialmente en manos del régimen.

3. Indicó que hay que “profundizar el modelo de generación de riqueza, el modelo de distribución e inversión justa de la riqueza”.

Comentario: Lo que el payaso volador está diciendo es que todo lo que se ha hecho ha sido un tremendo fracaso pero que hay que seguirlo haciendo, ¡y con más empeño! Que tipo más insensato. Profundizar es acentuar. Y como lo que han hecho es un desastre, lo que Maduro propone es magnificar el desastre. ¡Que pobre loco!

4. Dijo que hay que cambiar muchas cosas del modelo socialista, “hay que producir más, hay que garantizar la seguridad alimentaria, hay que producir más en Pequiven en Pdvsa, hay que mejorar la red de servicios de los abastos Bicentenarios, Pdval y Pdvalito”.

Comentario: Son muchas las cosas que hay que cambiar, comenzando por Maduro y Cabello, ese par de incompetentes, quienes no podrían administrar una bodega de pueblo. A lo que hay que cambiar, Maduro debería añadir el endeudamiento, el crimen, la inflación, la ignorancia de los ministros y la corrupción galopante que comienza en Miraflores.

B. Rafael Poleo

Mientras Maduro rebuznaba, Rafael Poleo no se quedaba muy atrás, ver:http://www.noticierodigital.com/2015/01/rafael-poleo-pide-darle-un-respiro-a-maduro/.

Tendría sentido darle un respiro a Maduro para que pueda pasar la página y entrar en el capítulo que viene, que es el indicado por la Iglesia: una conversación honesta con los factores de oposición para salvar al país de la ruina y a los venezolanos del hambre. Que no diga el régimen que tuvimos la culpa porque a última hora lo acosamos al punto de que no lo dejamos pensar”.

Comentario: Pareciera que un mosquito llegado de otro planeta hubiese inyectado a algunos venezolanos con el virus de la insensatez. Después de Gil Yepes ahora viene Rafael Poleo. 

Según el “sagaz” analista, como Maduro comete errores continuos, los cuales han terminado por hundir al país, no hay que pedirle que salga. Poleo pide que le demos un “respirito” para que el pobre diablo “pueda pensar claramente”. 

Ese respirito duraría, presumiblemente, el resto de su mandato y le daría a Maduro tiempo para sentarse a “dialogar” con los venezolanos, mientras el país se va al diablo. 

Esto no es lo que la Iglesia ha recomendado. Esto que recomienda Poleo es dejar las cosas como están, por temor a que el régimen diga que “nosotros somos los culpables”. 

¿Qué nos importa ya lo que diga un régimen asesino, ladrón e inepto? 

¿Hasta cuándo estaremos arrodillados frente a una pandilla de malandros? 

Uno no sabe qué pensar cuando lee lo que dice Poleo. Pareciera que jugara un juego en el cual, cada vez que el régimen está a punto de caer, él deseara recogerlo del suelo y darle respiración boca a boca.

Maduro debe irse, el régimen debe irse. Basta ya de oxigenarlo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tus comentarios, buenos o malos, siempre serán bien recibidos, mientras sean bien intencionados. Me reservo el derecho de suprimirlos cuando así lo crea necesario, bien sea por cuestiones legales, porque ofendan nuestro lenguaje o por simple sentido común.