La hora actual es:

Translate

sábado, julio 26, 2014

Cuando los enanos crecen - Arturo Neimanis


La expresión hace referencia a la mala suerte. (Aclaratoria para militantes del PSUV: Un enano es una persona que es más bajita de lo normal y a veces trabajan en los circos). Pues bien, no es para nada normal que un enano, después de llegar a su edad adulta, crezca. De allí que el colmo de la mala suerte es que organicemos un entretenimiento circense en el que la principal atracción sean ellos y que crezcan, fin del espectáculo.

Esta frase la usamos para indicar nuestra mala suerte. Por ejemplo, nos agarran a un narco general en un país extranjero, amenazamos con romper relaciones con ellos sólo para recordar, después de haberlo anunciado con bombos y platillos, que en ese país, en Europa, es que se encuentra la oficina principal de nuestra petrolera para ese continente. O sea, la que recoge los billetitos verdes que tanta falta nos están haciendo. Por supuesto, ante esta causa de fuerza mayor toca recular, ver el techo y ponernos a silbar a ver quién quita que nadie se dé cuenta. Es para decir, ¡madre mía, monté este circo y me crecieron los enanos!

Siguiendo con los ejemplos, me disculpan los lectores versados en el uso del cerebro pero espero recuerden que debo escribir para todos, puede haber alguien del gobierno leyendo y ya sabemos que hay que tenerles un poquito de paciencia. Bien, como les decía, siguiendo con los ejemplos, el ente supremo de justicia, haciendo alarde de velocidad procesal para lo que le interesa, para el resto existe desespérate exprés,  en pocas horas emite un comunicado condenando la violación al Derecho Internacional por la “ilegitima” detención del casi cónsul, solo para que de inmediato salga en todas las redes sociales que los señores magistrados se equivocaron en el número de cedula del indiciado y colocaron el de una dama del estado Anzoátegui. Para los que no están muy versados en geografía eso queda arriba a la derecha en el mapa. ¡Esos enanos, no paran de crecer!

Como ya se había dado la orden de suspender los vuelos entre nuestro país y los vecinos malucos que les molesta que un general honrado se gane la vida traficando, sentó muy mal que nadie se acordó del gentío que estaba a punto de venirse y que se quedó varado en el aeropuerto de allá. Otra vez tocó recular. ¡No es que crecen, se estiran!

Para rematar, la ministro de prisiones, y todavía sigo sin saber su competencia para opinar en el asunto, escribió en su cuenta de twitter, “Iremos a buscar a Carvajal con nuestra Fuerza expedicionaria integrada por las poderosas Milicias Bolivarianas”. Por supuesto, no había terminado de darle enviar al twitter cuando ya circulaban por internet diversas teorías acerca de lo que se fumó antes de escribirlo. El indetenible escuadrón de los enanos crecientes.

Por último, el presi, si ese mismo, sale declarando que al generalito lo tienen secuestrado ilegalmente, yo me pregunto, ¿hay secuestros legales?


Definitivamente, cuando los enanos crecen…

Arturo Neimanis

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tus comentarios, buenos o malos, siempre serán bien recibidos, mientras sean bien intencionados. Me reservo el derecho de suprimirlos cuando así lo crea necesario, bien sea por cuestiones legales, porque ofendan nuestro lenguaje o por simple sentido común.